FONT_SIZE

SCREEN

Layout

MENU_STYLE

Cpanel

ACLARACION A LA OPINIÓN PÚBLICA

 

Sobre la Guía de Movimiento de Animales y el Control del Abigeato.

El Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG) es una institución descentralizada del Estado Plurinacional Boliviano, creada por Ley 2061 de 16 de marzo de 2000, dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, con la misión de administrar el Régimen de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria.

Por ese mandato, el Senasag tiene la competencia específica de controlar, prevenir y erradicar las plagas y enfermedades en animales y vegetales. Por ello, toda persona que transporte ganado, sea comerciante, tropero o conductor, está obligada a portar el Certificado de Vacunación Contra la Fiebre Aftosa correspondiente al último ciclo realizado por la entidad oficialmente autorizada.

 

Asimismo, para obtener del Senasag la GMA (Guía de Movimientos de Animales), “los productores que movilicen ganado bovino y bubalino deberán recabar y portar las guías de movimiento de ganado”, cuyo trámite es totalmente gratuito, según lo determina el artículo 6, del Decreto Supremo 29251, promulgado el 29 de agosto de 2007. 

La Constitución Política del Estado, respecto a la distribución de competencias, en su Art. 302, Numeral 13, dice que son competencias exclusivas de los gobiernos Municipales Autónomos en su jurisdicción, controlar la calidad y sanidad en la elaboración, transporte y ventas de productos alimenticio para el consumo humano y animal.    

El Decreto supremo Nº 29251, en su Art. 1, tiene por objeto establecer las instancias y procedimientos para el registro de marcas, carimbos y señales tendientes a garantizar el derecho propietario ganadero en la lucha contra el abigeato y para las guías de movimiento de ganado, garantizar un adecuado control sanitario.  

El mismo DS, en el Art. 2, de conformidad con el art. 2 de la Ley Nº BO-L80 del 5 de enero del 1961, establece y autoriza a los Municipios del país el levantamiento y actualización de las Marcas, Carimbos o Señales y Registros existentes, correspondientes a los hatos ganaderos en su jurisdicción, a efecto de constituir el Catastro Municipales de Marcas, Carimbos y Señales, en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Rural, Agropecuario y Medio Ambiente, quien administrara el Catastro Nacional a ser Reglamentado por Resolución Ministerial.  

El mencionado DS 29251, en su Art. 3, dice que es obligación de todo productor pecuario el registro e inscripción de la marca, carimbo o señal que identifique a sus semovientes en el Catastro Municipal respectivo y en el Catastro Nacional, pues el diseño registrado constituye la única prueba de derecho propietario. 

El Certificado de Registro es un documento de que debe ser emitido por las Alcaldías Municipales, indispensable, obligatorio y gratuito para otorgar el derecho propietario ganadero, conforme el Art. 6 de la señalada disposición legal 

La actual Constitución Política del Estado, en su artículo 302, parágrafo 13, establece que es competencia exclusiva de los Gobiernos Municipales Autónomos, “controlar la calidad y sanidad en la elaboración, transporte y venta de productos alimenticios para el consumo humano y animal”. 

CONCLUSIONES

Es obligación de todo productor pecuario el registro en el municipio de su jurisdicción a fin de garantizar el derecho propietario.

Las Guías de Movimiento de Animales son documentos gratuitos y el Senasag es la entidad competente para vigilar el tránsito de reses en el territorio nacional.

La Policía Nacional tiene la obligación de velar por la legalidad del documento que emita la autoridad competente. Por tanto, la Policía no puede ni debe realizar cobro alguno para sí mismo ni para terceros.

La tarea de controlar el abigeato es una labor integral en la que participan varias instituciones estatales, especialmente la Policía Nacional y el Ministerio Público, en la que todos los ciudadanos deben intervenir.

Por mandato de la ley, NINGUNA ENTIDAD PRIVADA PUEDE ATRIBUIRSE FUNCIONES DEL ESTADO PARA EL COBRO DE TASAS Y PATENTES.

 

Trinidad, 23 de junio de 2010